EL DIARIO OP-ED: Siempre he defendido a los inmigrantes

POR: MELISSA MARK-VIVERITO 

Carta abierta a nuestros inmigrantes neoyorquinos:

Mi compromiso de abogar, apoyar y proteger a nuestras comunidades de inmigrantes siempre ha sido una alta prioridad como latina y como oficial electa. Estoy orgullosa de mi historial como miembro y luego Presidenta del Concejo Municipal. Bajo mi liderazgo, trabajamos para hacer de Nueva York una ciudad santuario para inmigrantes vulnerables, incluso antes de que Trump asumiera el cargo, brindando asesoría legal a menores no acompañados.

Bajo mi liderazgo, aprobamos una legislación que limita la colaboración entre los oficiales de aplicación de la ley locales y los agentes de ICE, comenzando con la eliminación de ICE de Rikers Island. Al brindarles a los inmigrantes indocumentados acceso al IDNYC, una tarjeta de identificación emitida por el gobierno, ahora pueden ingresar en la escuelas públicas para recoger a sus hijos o asistir a conferencias de maestros; ahora tienen acceso a una identificación válida si son detenidos por oficiales de policía; y, por primera vez, pueden abrir una cuenta con ciertos bancos.

Fui la primera presidenta del Concejo en organizar mesas redondas con medios étnicos y comunitarios, como un medio para que editores y periodistas compartieran directamente temas de interés para los miembros de la comunidad. Insistí en que las comunicaciones del Concejo sean multilingües para garantizar que todos los neoyorquinos conozcan los servicios y las oportunidades disponibles para ellos. Y bajo mi liderazgo, aprobamos leyes que obligan a todas las agencias de la Ciudad a traducir sus comunicaciones a los 10 idiomas principales de la Ciudad.

Como su Defensora del Pueblo continuaré alzando mi voz para defenderlos. Mi oficina será una plataforma para combatir todo tipo de discriminación y crear una ciudad más justa y equitativa. Con poder de supervisión sobre el gobierno de la ciudad y sus agencias, podemos ayudar a garantizar que los servicios se entreguen según lo exigido. Nuestra oficina llamará la atención sobre los episodios de crímenes de odio y se asegurará de que los casos de ataques contra musulmanes sean investigados y procesados. Estaremos atentos al robo de salarios, las prácticas laborales abusivas y de multas abusivas dirigidas a las pequeñas empresas.

Como Defensora del Pueblo, estableceré la Oficina de Investigaciones e Informes diseñada para erradicar la corrupción y otros problemas sistémicos que afectan a los neoyorquinos. Exigiré a la ciudad que repare el MTA, cuyo arreglo no se ha logrado por culpa de enfrentamientos políticos. Pediré una acción urgente para arreglar los apartamentos de NYCHA que están en ruinas y garantizar a sus inquilinos un hogar digno y saludable. Y nuestra Oficina de Ayuda Legal creará asociaciones legales gratuitas con los mejores bufetes de abogados de la Ciudad para abordar las necesidades legales de nuestros residentes.

Aquí en Nueva York, queremos que nuestras comunidades de inmigrantes tengan claro cuáles son sus derechos. Los agentes federales ya tienen prohibido ingresar a ciertas propiedades municipales, y estamos viendo cómo expandir esta prohibición a lugares privados.

Esperamos establecer centros de recursos y proveer espacios seguros donde los inmigrantes pueden venir a conocer sus derechos y escuchar sin temor los recursos legales disponibles para ellos. Y la Oficina de Participación Comunitaria, compuesta por organizadores comunitarios de los cinco condados, facilitará la participación directa de los neoyorquinos para ayudar a dar forma a mi trabajo como defensora y así servirles mejor.

Ese es mi compromiso, pero para lograrlo necesito su ayuda para ser su próxima Defensora del Pueblo. Espero que me apoye este 26 de febrero.